Trips

Trips en Phalaenopsis

Daños Los trips pueden dividirse en dos grupos: los que atacan las hojas y los que afectan a las flores. El primer grupo se alimenta exclusivamente de los jugos de la planta, mientras que el segundo también se nutre de polen. Tanto las larvas como los adultos raspan el tejido vegetal para abrirlo y así poder succionar los jugos. En el cultivo de la Phalaenopsis se distingue entre infestaciones por trips occidental de las flores y por Dichromothrips corbetti (trips de las orquídeas Vanda). También puede aparecer el trips de la orquídea, Chatanaphothrips orchidii. En los últimos años, el Dichromothrips corbetti ha contituido la principal causa de daños en los cultivos, que se ocasionan en una etapa muy temprana del desarrollo de la planta. Los daños en la hoja se manifiestan principalmente como deformaciones en forma de V. Las ramas también pueden crecer de forma incorrecta, lo que provoca la caída de las yemas. En las flores el daño originado por la succión del borde de las hojas se expresa como manchas translúcidas. Menos visible es la inhibición del crecimiento que puede producirse con menor perjuicio.

Daños por trips en las flores (izquierda) y sobre las hojas (derecha).

Control Química Como se ha demostrado en otros cultivos, es primordial que el control químico de los trips se realice en bloques y que los productos se alternen de forma correcta. Por otra parte, debido al menor período de desarrollo a 28°C. también es importante utilizar un intervalo más corto en las secciones cálidas. Muchos agentes actúan por contacto, por lo que resulta decisivo emplear una técnica de pulverización apropiada. Una adecuada distribución del producto incluirá la parte inferior de la planta y el tallo. En condiciones de cultivo cálidas, el tratamiento de todo el espacio con LVM o pulsFOG funciona bien. Si se emplea pulsFOG, se recomienda precaución en la fase de vernalización y de terminación, ya que el motor emite gas etileno que puede provocar la caída de las yemas. Cuando se pulveriza un agente, se aconseja emplear una solución azucarada (Attracker). Esto activa a los trips y los hace emerger de sus escondites.

Biología El control biológico de los trips en la Phalaenopsis se encuentra todavía en una fase inicial, y se centra principalmente en el cultivo, porque en cuanto las plantas entran en la fase de vernalización la plaga tiene que estar bajo control. El Dichromothrips corbetti (trips de las orquídeas Vanda) puede volver a causar grandes problemas en la fase de floración. Los enemigos naturales conocidos de los trips tienen potencial para combatirlos. No obstante la dificultad en el control de los trips reside en su forma oculta de vida y a elevada densidad de población en ciertas áreas. Nuestro método de control de la falsa arañuela roja (Brevipalpus) con Swirski-Mite ha resultado también muy eficaz para frenar el desarrollo del trips de las orquídeas Vanda. Este ácaro depredador de suelo, que se utiliza en muchas explotaciones para controlar las plagas del suelo, también funciona contra la fase de crisálida de los trips. El empleo de nematodos (Steinernema feltiae) para combatir los trips ofrece asimismo posibilidades en el cultivo de Phalaenopsis. El nematodo siempre funciona si llega a su destino, por lo que es crucial que el sustrato esté húmedo. La liberación de nematodos por la tarde del mismo día de riego, permite una eficacia más prolongada. A la hora de dosificar los nematodos, es asimismo fundamental que se mantengan adecuadamente en la solución mediante una bomba de recirculación o un mecanismo de agitación. El documento sobre el control biológico que aparece en este artículo ha sido redactado con la ayuda de Wim van der Meer y Marjolein van der Knaap-Stolk, asesores en floricultura de Koppert Biological Systems.

Swirski-Mite (Koppert Biological Systems).