Trips

General

Los trips constituyen un problema creciente en el cultivo de anturios y Phalaenopsis. Su presencia en las Phalaenopsis era rara hasta hace bien poco, pero ha ido en aumento en los últimos años. Cada vez hay más especies exóticas de trips, las cuales requieren una estrategia especializada. Por el contrario, la variedad de productos fitosanitarios se va viendo limitada progresivamente, con la añadidura de que algunas poblaciones de trips son resistentes a estos productos. Por ello, en los últimos años se viene insistiendo en un enfoque biológico preventivo, en reforzar la resistencia de las plantas y en el uso selectivo de fitosanitarios. Asimismo aumenta el interés por la tecnología de aplicación. La problemática creciente de los trips en los cultivos al aire libre, junto con el espectro limitado de plaguicidas, ejerce una presión adicional sobre los cultivos de invernadero. En marzo de 2019, el asunto recibió una atención especial, pero el problema persiste; con demasiada frecuencia los cultivadores se ven sorprendidos por un aumento inesperado de estos parásitos, que resultan difíciles de controlar. La magnitud de la infestación por trips suele variar con la estación del año. Hibernan al aire libre y en invernaderos sin calefacción, y entran en actividad a partir de los 12°C . En esta época no se encuentra infestación por trips. Por ello es fundamental ejercer un control adecuado en otoño, ya que así se evitará que sus crisálidas se depositen en el sustrato. Incluso en los cultivos que reciben calefacción, dependiendo del clima, el método evitará la presencia de trips durante unos meses. Este artículo discute sobre las diversas especies de trips que afectan a las Phalaenopsis y a los anturios. En colaboración con Koppert Biological Systems también explicaremos las posibilidades que ofrece el control biológico.

Cómo reconocerlos La identificación de los trips es una labor muy especializada que se basa en sus características microscópicas, como el número de segmentos que componen las antenas, el color de las alas y el crecimiento piloso. Es primordial conocer qué trips (o especies de trips) se encuentran en los invernaderos. Cada especie de trips requiere una estrategia distinta para combatirlos. Esto depende de los factores siguientes: • Período en el que los trips están activos • Sensibilidad de los trips a los efectos de ciertos plaguicidas; • Comportamiento y distribución • Lugar donde depositan los huevos y lugar en el que se transforman en crisálida; • En qué épocas del año se produce la infestación • Ciclo vital. Esta información adquiere especial relevancia a la hora de elegir el producto adecuado si se requiere una intervención química o biológica. La mayoría de trips se transforman en crisálida en el sustrato. Si la transformación tiene lugar en las hojas (Echinothrips americanus), podría reducirse el efecto de combatirlos tanto mediante la inyección de nematodos como liberando ácaros depredadores del suelo.

Ciclo vital Por norma general, el ciclo vital del trips consta de las fases siguientes: • huevo; • larva (2 estadios); • crisálida o pupa (2-3 estadios); • adulto. La duración del ciclo vital puede variar notablemente, sobre todo porque se ve muy influida por la temperatura. Por norma general, los trips pasan de huevo a adulto en 3 semanas a 20°C. Sin embargo, a 30°C solamente tardan 10 días en desarrollarse por completo. Además, el cultivo que infestan también incide notablemente en la duración de su ciclo vital, ya que determina la cantidad de aporte nutritivo.

Asimismo, y dependiendo de la fase de su ciclo vital, los trips se localizan en lugares diferentes: en el suelo, en las hojas, en las yemas jóvenes o en las flores. La tabla muestra dónde cada especie de trips se convierte en crisálida.

El profesor Dr. Ir. G.J. Messelink, del Departamento Comercial de Horticultura en Invernadero de la WUR, ha elaborado una tabla de reconocimiento de los trips, que puede servir para identificar las especies más comunes. Puede consultarse en el enlace siguiente: clic.

El ciclo vital del Echinothrips. Origen: Ada Leman, research entomologist, Wageningen UR Greenhouse Horticulture.

El ciclo vital del trips occidental de las flores. Origen: Ada Leman, research entomologist, Wageningen UR Greenhouse Horticulture.

Estudio exploratorio La detección precoz de los trips es fundamental para su control eficaz y así evitar daños mayores. La detección comienza con la búsqueda y la identificación. Se trata de un proceso que exige tiempo y, por tanto, dinero, pero forma parte indispensable de la estrategia para combatirlos. Para evitar o limitar los daños en el cultivo, es necesario un reconocimiento semanal, cuanto menos. Al explorar también se van adquiriendo más conocimientos. La primera vez puede resultar difícil, pero con la experiencia se logra mayor rapidez a la hora de reconocer los daños causados por los trips y, a menudo, es fácil averiguar la especie responsable. La identificación de trips en las orquídeas puede ser complicada. No todas las especies se ven capturadas por las trampas adhesivas, ya que ello depende principalmente de su nivel de actividad. Especies como el trips de las orquídeas o el Echinothrips americanus apenas se mueven y exigen una vigilancia de cerca del cultivo. Los trips suelen encontrarse en las partes jóvenes de la planta y suelen refugiarse de la luz. En las Phalaenopsis, es frecuente hallarlos en el envés de las hojas más jóvenes, en el peciolo. En cambio, las trampas adhesivas sí son efectivas con las especies móviles. Las trampas adhesivas azules están pensadas para los trips porque facilitan su recuento. Colgando cinco trampas por cada 1000 m2, con la captura puede obtenerse una imagen fiel del número de trips y de las zonas de mayor concentración («puntos críticos»). Así es posible emplear métodos químicos o biológicos de manera selectiva.

Control En general, se sigue subestimando la importancia del control de los trips. Los medios químicos no tienen efecto en las fases de huevo y crisálida: los huevos acaban por eclosionar y la población puede seguir desarrollándose. Por lo tanto, es importante tener en cuenta el ciclo vital y considerar que no bastará con una o dos aplicaciones. Pulverizar solamente los sábados también ejerce un efecto mínimo, ya que suelen transcurrir menos de siete días entre fase y fase de desarrollo de los trips. Esta duración depende de la época del año, de la temperatura y de la especie. Pulverizando un producto tras otro únicamente se logra un efecto discreto y aumentar la resistencia. Con el uso de trampas adhesivas azules, la vigilancia de los cultivos y la aplicación de productos químicos o biológicos, es posible contener eficazmente la diseminación de los trips.

Presión de pulverización y mantenimiento Un error común es pulverizar a una presión excesivamente alta. Algunos cultivadores utilizan una presión de 15 bares o más, lo que genera una nebulización muy fina que es impulsada con mucha fuerza hacia el cultivo. Sin embargo, las gotas son tan finas y ligeras que no llegan muy lejos. En el mejor de los casos, el líquido pulverizado tan solo alcanza las partes más exteriores del cultivo y se escurre con facilidad. Esto es especialmente importante en el caso de trips ocultos entre las plantas. En cambio, a una presión inferior (alrededor de 6 bares) el pulverizado penetra mejor en el cultivo. Una boquilla ligeramente sucia basta para que la dispersión sea deficiente. Puede emplearse papel sensible al agua para evaluar los efectos de una sesión de pulverización. De este modo se establece fácilmente cuál ha sido el grado de penetración en el cultivo y el tamaño de las gotitas. En la actualidad, muchos de los productos fitosanitarios actúan por contacto, sobre todo los biológicos, por lo que es fundamental emplear una técnica correcta de pulverización.

Redes antiinsectos Uno de los factores a tener en cuenta para mantener alejados a los insectos es la vigilancia escrupulosa del material vegetal que entra, y el empleo de redes antiinsectos supone un gran refuerzo. Las redes contra la entrada de insectos nunca son eficaces al 100%, pero recientemente se han desarrollado nuevas técnicas que, en cierta medida, solucionan las limitaciones de las redes actuales. Las redes antiinsectos pueden utilizarse no solo en las ventanas de ventilación, sino también en los paneles de los sistemas de Pared Humeda.

Resistencia de los cultivos a los trips Los cultivos resistentes o menos susceptibles a los insectos pueden emplear el control biológico como parte de una estrategia sostenible . Las variedades que son menos atractivas para los trips o que contienen sustancias que impiden su crecimiento ralentizarán el desarrollo de la población. Esto facilita lograr un equilibrio biológico entre la plaga y el producto, y minimiza recurrir al control biológico. Anthura está investigando las posibilidades de detectar en nuestros genes la resistencia a los insectos para un eventual cruce. Con suerte, esto dará lugar a futuras variedades resistentes a los trips.

Hay varias especies de trips que pueden encontrarse tanto en los anturios como en las orquídeas. A continuación se enumeran las más importantes.

Dr. Manfred Ulitzka – Thrips-iD

Chaetanaphothrips orchidii – Trips de las orquídeas y de los anturios

Dr. Manfred Ulitzka – Thrips-iD

Frankliniella occidentalis – trips occidental de las flores

Dr. Manfred Ulitzka – Thrips-iD

Echinothrips americanus

Dr. Manfred Ulitzka – Thrips-iD

Thrips tabaci - Trips de la cebolla

Dr. Manfred Ulitzka – Thrips-iD

Dichromothrips corbetti