Trips

Trips en anturios

Estamos observando a escala mundial un aumento significativo de la infestación por trips tanto en los anturios de flor cortada como en los de maceta. En los anturios de flor cortada, los trips pueden instalarse en el cultivo y regresar cada año a más o menos los mismos lugares. Esto suele ocurrir con los trips que atacan las hojas (trips de las hojas). El trips occidental de las flores suele verse atraído por las variedades blancas. El grado de establecimiento de ciertos trips de las hojas también depende en gran medida de la especie. Daños Los daños causados por el trips occidental de las flores (Franklieniella occidentalis) se reconocen con facilidad en las flores en forma de rayas acorchadas irregulares (foto 6) y a veces cráteres con huevos (puntos oscuros). En cambio, es difícil distinguir los daños en las hojas causados por este trips de los provocados por el ácaro del grano (Tyrophagus) (foto 1). Sobre las hojas, el Echinothrips americanus practica unos orificios muy parecidos a los de la mosca minadora, así como manchas plateadas (foto 2). El trips del anturio Chaetanaphothrips orchidii y el del tabaco Thrips parvispinus causan acorchamiento en los puntos de crecimiento (foto 3). Otra característica de estos trips es que inhiben el crecimiento de los cultivos. El trips del tabaco se alimenta del peciolo y del pedúnculo, y por ello son fáciles de reconocer (foto 4). El trips de la palma Parthenothrips dracaenae provoca una alteración cromática marrón en las hojas que recuerda a los daños causados por la arañuela roja (foto 5).

1

2

3

4

5

6

Control Los trips que atacan las hojas, como el trips de los anturios, el Echinothrips americanus y el del tabaco de momento solo pueden combatirse con productos fitosanitarios, pero hay que prestar una atención especial al método a escoger. Un tratamiento del espacio mediante nebulización parece arrojar los mejores resultados. El éxito tal vez se deba a que los agentes penetran profundamente en el cultivo, lo que permite alcanzar a estas especies de trips, que viven escondidos. Pese a que también es posible aplicar el LVM (tratamiento de bajo volumen), este método es menos eficaz, al igual que utilizar una pistola de pulverización. Otra opción es la pulverización mediante un sistema de distribución por tuberías. En el caso de los anturios de flor cortada, es fundamental que el cultivo esté lo suficientemente abierto para que el producto pueda penetrar en él. Asimismo, es necesario eliminar las flores viejas de las plantas, sobre todo si los espádices están recubiertos de polen, ya que esto facilita el agarre de los trips. En el caso de los anturios en maceta, hay que asegurarse de que el cultivo esté limpio antes de la fase final de enmacetado.

El trips occidental de las flores vive en las partes superiores de la planta, lo que facilita combatirlo mediante la pulverización o el uso de LVM. El uso de atrayentes es positivo. No obstante, hay que tener cuidado con la dosis porque los azúcares favorecen la aparición de mohos tipo negrilla en el cultivo. También se pueden aplicar productos a base de extractos vegetales o de origen natural. Si bien son de origen biológico, estos productos pueden resultar fitotóxicos para el cultivo. Otra cuestión que suscita cada vez mayor interés es cómo aumentar la resistencia de las plantas. El uso parcial de cloruro de calcio en lugar de nitrato de cal reduce el aporte de nitrógeno. También se busca disminuir los valores de fosfato y los sulfatos se emplean con mayor generosidad.

Enfoque biológico Anthuro en maceta y de flor cortada En lo referente al trips occidental de las flores y al de la cebolla (Thrips tabaci), el ácaro depredador, Amblyseius swirski, los controla con eficacia, ya que se alimenta de las larvas más jóvenes de estos trips. Se recomienda el saco Swirski-Mite LD como primera opción, siempre y cuando el riego se realice por debajo y las plantas se toquen entre sí. Si el riego procede de arriba, aconsejable rociar o insuflar Swirski-Mite. El empleo de Predafeed supone un suplemento alimentario que favorece el desarrollo del ácaro depredador. Predafeed, basado en el ácaro presa Carpoglyphus lactis, ha sido sometido a numerosas pruebas que han demostrado su inocuidad en el anturio. Para combatir las pupas del trips occidental de las flores y del de la cebolla, se recomienda utilizar del ácaro depredador del suelo Macro-Mite al principio del cultivo. En los anturios de flor cortada, recomendamos repetir esta operación cuatro veces al año como mantenimiento. También en el anturio en maceta se observa una tendencia a emplear de nuevo el Macro-Mite cuando las plantas se han espaciado. Los ácaros depredadores de estos productos se crían y se suplementan con ácaros presa. Tan solo en casos muy excepcionales, el ácaro presa Tyrophagus puede causar algún daño en los cultivos de anturios. Una gran ventaja tanto de Swirksi-Mite como de Macro-Mite es que se suministran con el ácaro presa Carpoglyphus lactis, que es inocuo para los cultivos.

Un airobug de Koppert Biological Systems que asegura una propagación automática, rápida y constante de enemigos naturales.

Un dispensador Lurem-TR de Koppert Biological Systems.

Para atraer mayor cantidad de trips adultos y así formarse una idea fiel de su presencia en la explotación, puede colgarse un dispensador de Lurem-TR cerca de las trampas adhesivas, muy útiles porque atrapan con facilidad, sobre todo, al trips occidental de las flores y al de la cebolla. Para identificar aquellas especies de trips que apenas se desplazan, es útil sacudir las plantas encima de una hoja de papel, así como la detección precoz de los daños provocados. Si aumenta la infestación por trips o el cultivo es muy sensible, se recomienda complementar los controles biológicos básicos (con depredadores del suelo y de las hojas) con un tratamiento correctivo con nematodos Entonem (Steinernema feltiae) para el cultivo en maceta. La eficacia máxima de estos nematodos se alcanza contra la fase de crisálida.

El mínimo desplazamiento del Echinothrips americanus y del trips del anturio los hace difíciles de atrapar en las trampas adhesivas. El control biológico de estas especies de trips supone todo un reto por varias razones. Se han identificado especies nuevas de trips, como el Thrips nigropilosus y el Thrips parvispinus (trips del tabaco). Nos hemos centrado en estas especies recién identificadas a la búsqueda de soluciones biológicas que sean eficaces. Las pruebas piloto con Orius laevigatus muestran resultados esperanzadores. Con este redúvido empleamos un sistema de alimentación suplementaria. Un programa general de aplicaciones podría ser el siguiente:

Los nematodos Steinernema feeliae se pueden utilizar como agentes de control biológico de los estadios larvales de moscas sciarid (moscas del luto, moscas terrestres), Koppert Biological Systems.

El documento sobre el control biológico que aparece en este artículo ha sido redactado con la ayuda de Wim van der Meer y Marjolein van der Knaap-Stolk, asesores en floricultura de Koppert Biological Systems.