Conozca a Mareen Bogerd

Directora de marketing y de gestión de productos

Desde el 1 de diciembre de 2020, Mareen Bogerd es la nueva directora comercial y de gestión de productos. Su interés por el otro lado de la cadena, el atractivo del sector ecológico y la posibilidad de aprovechar su experiencia en el comercio minorista fueron las razones que la llevaron a cambiar de la venta al por menor a Anthura, una empresa de obtención varietal.

¿Puede explicar el motivo para escoger este puesto? Durante los últimos quince años, he estado a cargo de las tiendas, los consumidores y la gama de productos. La pregunta clave era: ¿de qué surtido necesita disponer una tienda para prestar el mejor servicio posible al consumidor? El espacio no se puede ampliar a voluntad, y el objetivo es ayudar al consumidor a escoger para evitarle el estrés. Luego hay que decidir el mensaje a comunicar al respecto y cómo transmitirlo de la mejor manera posible. En este proceso, por supuesto, los empresarios afiliados y los franquiciados deben tomar parte en las decisiones sobre el surtido, las promociones y los precios de venta, y se procura que las tiendas satisfagan lo mejor posible la demanda - a menudo latente -, de los consumidores. Hacía tiempo que sentía curiosidad por el otro lado de la cadena, un interés con múltiples facetas. En mi puesto actual, todo ha convergido de forma inesperada. Cuestiones como "¿por qué los productores deciden comercializar un determinado producto, con qué objetivo y con qué expectativas?", ahora puedo preguntarlas a nuestros clientes. Mi conocimiento del comercio minorista me facilita poder hablar con nuestros clientes, pudiendo trasladar sus necesidades al surtido que ofrecemos al mercado. La natural orientación al cliente del comercio minorista ayuda a traducir nuestro enfoque técnico del producto a lo que el cliente - y el cliente del cliente - quieren. Asimismo, la relación a largo plazo con los franquiciados es similar a la que tenemos con nuestros clientes. Ambos tenemos nuestro propio interés, y cuando encontramos el interés común, 1+1=3. En mi caso, el broche de oro es que nuestro sector es líder en materia de innovación y sostenibilidad, y que todo gira en torno a las plantas; productos que proporcionan felicidad y hacen del mundo un lugar más vistoso. ¿Qué más se puede pedir?

¿En qué consiste su trabajo? El puesto de Director Comercial y de Gestión de Productos consiste, en pocas palabras, en evaluar la demanda - actual y futura -, de los consumidores, y proporcionar la mejor respuesta posible a los clientes en términos de producto, gama y comunicación.

Lleva más de seis meses en este trabajo. ¿Es como esperaba que fuera, y por qué? Pues es incluso más divertido de lo que esperaba. Se me ha abierto todo un mundo. Esto se debe en parte al sector, que es muy progresista y trata de desentrañar el secreto de la "naturaleza". Anthura es una empresa tremendamente innovadora y orientada a la técnica, y muchos de mis colegas rebosan entusiasmo. La actitud fundamental es la de mejorar cada día. Si un compañero tiene una idea, estudiamos cómo podemos llevarla juntos a un nivel superior. Eso encaja muy bien con mi forma de ser, siempre buscando lo que se puede perfeccionar o cambiar para mejorarlo todavía más conjuntamente. Y, por supuesto, nos ocupamos en lo que no funciona, con el objetivo de aprender de los errores y averiguar cómo mejorar la situación. En la práctica, esto significa que no vamos por caminos trillados, sino que buscamos diferentes formas de alcanzar nuestro objetivo.

¿Y qué objetivos se ha marcado a sí misma? Mi contribución más importante es averiguar cómo podemos ayudar a nuestros clientes a escoger más fácilmente entre las variedades. Una variedad puede adaptarse mejor al método de trabajo de un cliente que al de otro, por ejemplo, porque acelera el cultivo, o porque un cliente exporta mayoritariamente a un país concreto con otros requisitos. Por ello es fundamental describir la historia de nuestras variedades al cliente del cliente, o incluso al cliente del cliente del cliente. ¿Me sigue? De hecho, todas las actividades del departamento giran en torno a esto: estrategias de obtención, introducción en el mercado, conceptos, novedades, ferias comerciales, comunicación... demasiado para mencionar aquí. Siento mucha curiosidad por saber cómo será el sector dentro de cinco años.

¿Qué es lo que más le ha impresionado hasta ahora? Lo que más me conmovió fue la pasión y el compromiso de todos mis colegas. La forma en que me acogieron todos los departamentos, la panificación conjunta, decidir el paso siguiente, y cómo todos me han concedido tiempo para sentirme como en casa en este mundo tan estimulante de anturios y orquídeas.

¿Cuál es el mayor reto en su trabajo y por qué? Como departamento, somos como una araña en su tela. Conectamos los deseos de los consumidores de dentro de 10-20 años con las cuestiones actuales de investigación y obtención. Sin duda esto es extremadamente complejo, porque los consumidores ahora mismo no piensan en lo que necesitarán o encontrarán bonito dentro de 10 o incluso 20 años. Implica escuchar con atención y observar los acontecimientos. Por fortuna, no lo hago sola, sino junto con muchos colegas de diferentes departamentos. Recién acabo de empezar esta andadura, por lo que en los últimos meses me he tomado el tiempo necesario para conocer Anthura, a mis compañeros, a algunos de nuestros clientes, socios y proveedores, y para ampliar mis conocimiento sobre el sector. Ya solamente eso es abrumador, interesante y requiere mucho tiempo. Ahora comienza una nueva etapa y es la de convertir todas mis ideas e invenciones en planes concretos. Acepto este desafío con sumo placer y confianza.