Áfidos

Los áfidos de las plantas se presentan en todo tipo de formas y tamaños. Existen diferencias entre las diversas especies de áfidos (comúnmente conocidos como pulgones), cochinillas algodonosas, cochinillas blandas y diaspinos. Lo que todos estos insectos tienen en común es que se alimentan de los jugos de las plantas, con lo que ocasionan daños en su aspecto. Los parásitos chupadores también inhiben el crecimiento y deforman las hojas. A través de su saliva, se introducen sustancias tóxicas en la planta que causan deformación y/o decoloración. Otra consecuencia de la infestación suele ser la caída de las hojas. Además, los parásitos dotados de alas pueden transmitir virus patógenos.


Todos los tipos de parásitos chupadores, excepto los diaspinos, producen mucha melaza. La savia de las plantas es rica en azúcares, pero pobre en proteínas, por lo que, para cubrir sus necesidades proteicas, los parásitos chupadores tienen que absorber una enorme cantidad de savia. El exceso de azúcar así ingerido se expulsa en forma de melaza, lo que vuelve al cultivo muy pegajoso. Los azúcares pueden favorecer el crecimiento de mohos tipo negrilla (Cladosporium spp.), que infectan el cultivo. Así, una planta de anturio en maceta, por ejemplo, se vuelve invendible.

El cuerpo de los áfidos es frágil y ovalado, por lo que los hace más vulnerables y controlables que los diaspinos y las cochinillas algodonosas. Los diaspinos y las cochinillas blandas cuentan con una cubierta rígida que les sirve de escudo, y bajo el cual las hembras ponen sus huevos. Los diaspinos hembra siempre están adheridos a la planta y no se desplazan como la cochinilla algodonosa. Sin embargo, las larvas de los diaspinos sí pueden moverse del lugar, momento en que también son fáciles de combatir porque todavía no han formado su cubierta protectora.


Información

El presente artículo se ha redactado basándose en los conocimientos e información proporcionados por Koppert Biological Systems, Entocare Biologische Gewasbescherming (Control Biológico de los Cultivos), Benfried y Royal Brinkman.

Áfidos en anturio para maceta

La cochinilla blanda en el anturio de flor cortada

Las cochinillas algodonosas y de blandas en la Phalaenopsis