Al ganador

Horticultural Entrepreneur Award 2019

La semana pasada Anthura ganó el premio para emprendedores del sector hortícola Horticultural Entrepreneur Award 2019. Según el jurado, esta empresa, dedicada a la obtención y reproducción de anturios y orquídeas, ha alcanzado un sólido posicionamiento internacional de una manera espectacular. La sostenibilidad y las buenas prácticas laborales ocupan un lugar preeminente en su orden del día.


Tras celebrar nuestro 80 aniversario en 2018, hemos comenzado muy bien este 2019”, señala Iwan van der Knaap. “Vamos por la tercera generación. Desde 2004 mi hermano gemelo Mark y yo componemos la junta directiva junto con Marco van Herk. Hace poco, en un encuentro de empresas familiares oí decir que era buena idea hacer partícipe a un tercero en la gestión, y la verdad es que nos ha funcionado”.

El Tuinbouw Ondernemersprijs, una obra de arte hecha de metal y de más de 1,5 metros de altura, destaca con fuerza en el mostrador. “El miércoles pasado nos lo llevamos a casa enseguida, y podemos quedárnoslo. Es fácil de levantar, así que nos llevaremos la obra de arte a cuestas cuando empiecen las fotos", comenta un divertido Marco van Herk.

Desde luego no faltan pasteles en esta entrevista con el director comercial de Anthura. El premio ha sido muy celebrado, por lo que varios colegas del sector se han asegurado de que no haya escasez, al menos, de momento. Y es que sus felicitaciones venían acompañadas por diversas creaciones de maestros reposteros. Van Herk se siente muy agradecido, pero está igualmente encantado con los camiones repletos de aperitivos saludables que va a enviar pronto otro colega a las tres sedes de Anthura en Bleiswijk. Los obsequios no tiene que ser necesariamente cosas dulces. ¿Y qué hay de regalar plantas con flores con motivo de una celebración? Marco señala una enorme maceta en la sala de reuniones con una Phalaenopsis en flor. “A todos los visitantes les gusta, pero casi nunca se ven plantas con flores en las oficinas. Creo que de ocasiones hay. Por ejemplo, en vez de regalar pasteles, obsequiar con plantas con flores. Nos gustaría ayudar al sector a desarrollar ese mercado”.

¿Su empresa mira más allá de la obtención y reproducción?

“Somos especialistas en anturios y orquídeas, por lo que lo queremos saber todo sobre estos cultivos. También hemos analizado en laboratorios especializados el efecto purificador del aire y el grado de toxicidad de las plantas. Desarrollamos y probamos muchas cosas por nuestra cuenta. Por ejemplo, ramos de anturio cortado, macetas con depósito de agua, y sistemas para hacer muros de plantas con flores. Solemos pedir la colaboración de cultivadores, proveedores y clientes en las primeras fases, porque al final serán ellos los que recogerán el testigo y lo harán evolucionar.”

Esta actitud de vanguardia fue elogiada por el jurado del Tuinbouw Ondernemersprijs. ¿Están trabajando más en ese sentido?

“Hemos establecido una asociación estratégica con otros cuatro obtentores de floricultura bajo el nombre de GenNovation, con la idea de explorar las posibilidades de nuevas técnicas de obtención. KeyGene ha identificado para nosotros el mapa del ADN tanto de la Phalaenopsis como del anturio. Se trata de una buena base que nos permite seleccionar mejor los cruces. Ahora es cosa nuestra trabajar con esa información. Nuestro nuevo centro de innovación y obtención de 1,3 hectáreas ofrecerá muchas oportunidades para hacerlo. El personal de I + D trabaja cada vez más en mejores variedades a nivel molecular”.

El jurado constató los muchos conocimientos y gran trabajo artesanal de su empresa que ayudan a innovar y desarrollar aún más el sector. ¿Está de acuerdo?

“El jurado mencionó el hecho de que el 35% de nuestros empleados tienen altas cualificaciones profesionales y académicas. Los conocimientos y la pericia mencionados anteriormente también se aplican al resto de nuestros empleados. Solamente juntos podemos innovar y desarrollar. Ya no trabajan muchas personas en nuestros invernaderos. Muchos procesos están automatizados. El antiguo director Nic van der Knaap ya ha ofrecido a miles de estudiantes y a otros una visita guiada por nuestra empresa. Muchos se sorprenden de lo que escuchan y de las técnicas que ven. Y que saber sobre estadísticas y tecnología es tan valioso para nosotros como saber sobre el cultivo. Tenemos una gran demanda si hablamos de empleados.”

¿Le apetece este papel de embajador del sector hortícola que conlleva ser el ganador del premio?

“Por supuesto. Y esa apetencia se ha visto reforzada después de las muchas reacciones amables y felicitaciones que hemos recibido. Trabajamos en un sector precioso. Eso es lo que debemos transmitir. También nos será más fácil sentarnos a la mesa con según quién al haber ganado el premio. Tenemos muchas ganas de vivir esta experiencia."

¿Con quién le gustaría sentarse a hablar?

“Las cuestiones relativas a las ventas, innovación y sostenibilidad siguen siendo objeto de diversos desafíos. Durante la celebración del 80 aniversario de Anthura tratamos de ello con accionistas de varias empresas. Surgieron varios debates interesantes y de relevancia. Ahora es el momento de ponerse a ello. Si no hacemos nada, entonces no sucederá nada.

Quisiéramos desempeñar nuestro papel en las tres cuestiones que he mencionado. Pero entonces debe quedar claro cuál es ese papel y cómo procederemos junto con nuestros colaboradores en la cadena. Ahora hay varios debates en curso sobre esto.”

¿Qué importancia tiene la sostenibilidad?

“Cada vez cobra mayor importancia, por lo que nos hemos involucrado en el proyecto de la cadena FSI, que tiene como objetivo lograr que un mínimo del 90% de flores y plantas comercializadas se hayan producido de forma sostenible para el año 2020. Como empresa, invertimos en energía geotérmica, paneles solares, energía y CO₂ procedentes de OCAP (Organic Carbondioxide for Assimilation of Plants, dióxido de carbono orgánico para asimilación vegetal), entre otras cosas. La sostenibilidad no siempre es una pura cuestión de negocios. Un buen ejemplo es nuestra participación en un proyecto que atañe a una orquídea amenazada en los Alpes suizos. Ayudamos con su reproducción y replantación en la naturaleza. Recibimos el premio a la sostenibilidad de Plantum(Plantum Duurzamheidsprijs) por ese proyecto en 2018.

¿Qué retos ve en términos de ventas?

“Sabemos que hoy en día la venta de Phalaenopsis es complicada. El mercado de anturio de flor cortada presenta dificultades en los Países Bajos desde 2008. El de anturio de maceta marcha bien, dentro de lo que cabe. Con la Phalaenopsis, la oferta disminuye porque los cultivadores dejan el cultivo o lo cambian, o debido a ajustes técnicos de cultivo que mejoran la calidad y reducen la pérdida debido a las lombrices. Espero que en 2019 se restablezca un equilibrio aceptable de mercado. Debemos tener cuidado con la percepción negativa e injustificada sobre el precio y la oferta. En el caso del anturio de flor cortada, hemos averiguado que la disminución de la oferta no siempre conduce a la recuperación del mercado, especialmente cuando hay sustitutos en él. Sin embargo, todavía vemos posibilidades para el anturio de flor cortada. En cuanto a la Phalaenopsis, el método de cultivo sostenible, el valor ornamental único y la durabilidad son más fáciles de comercializar.”

¿En qué medida pueden ustedes ayudar a los cultivadores?

“En primer lugar, desarrollarndo variedades mejores y más sostenibles. También podemos ayudar en el fomento de cultivos y ventas en los Países Bajos. Esto puede ser de todo el cultivo y, en concreto, por variedad cultivada, mercado o empresa. Pero nuestras ventas también están en el extranjero, al igual que las exportaciones. Vemos a China como el principal mercado en expansión para nuestros cultivos. El número de chinos con alto poder adquisitivo está creciendo en 40 millones al año. Ya son unos 450 millones.

Anthura tiene centros de producción en los Países Bajos, Alemania, China y Macedonia y suministra plantones a más de 70 países. El cultivo de tejidos de plantones se hace en China y Macedonia. Trabajamos principalmente con personal local en nuestras oficinas internacionales, porque damos por hecho que hay buenas personas en todos los países”, explica el director. “Estamos estudiando cómo podemos consolidar la lealtad de los empleados a nuestra empresa. Las consultas suelen hacerse a través de Skype, pero también creemos que es importante reunirse en la vida real con regularidad", afirma Iwan van der Knaap.

En 2018, la compañía celebró su 80 aniversario. Un año de celebración, para el cual el premio Horticulture Entrepreneur Prize a principios de 2019 ha supuesto la guinda del pastel.